Fin de camino...

Cuando estés allí
en la cima de la vida
en el silencio de los tiempos
entenderás que no hay palabras
sino una cantidad de cosas vanas
mucha nada en la ventana
una noche que se muere 
en triste aurora 
y un hasta luego
para siempre.

No es terrible
recuérdalo ahora
que aún futuro tienes 
sólo son caminos recorridos
que llegan a su fin como cualquiera.
Camina dando amor es el secreto
es lo que te llevas al destierro
loco caminante, sólo eso
y un tesoro tendrás 
en el estero.

Cuando todo pase
cuando todo sea recuerdo
cuando aquella soledad agobie
el mundo se abrirá entre bambalinas.
para brindar un último destello...
y será el consuelo lo vivido,
con una plegaria sorda
quizás entre los dedos,
seguirás siendo luego
para siempre.



José de Guardia de Ponté

 

 

 

E-mail: josedeguardia@gmail.com