CUANDO UNO SE NECESITA DECIR

Hay muchas formas de manifestarse, de comunicar al mundo lo que sentimos. Un conjunto de mecanismos de expresión que constituyen sin lugar a dudas lo más bello del ser humano.
La música, la literatura, la pintura, la escultura etc. medios artísticos que utiliza el alma para poder hablar... exteriorizarse. Así también están los medios artesanales o también llamado "artepopular".
Ahora bien, la pregunta sería: ¿por qué se necesita expresar estos sentimientos?, ¿qué nos induce a revelarnos?, a exponernos ante los demás...

Lo primero que se me viene a la mente es una frase de Tennesse Wialliams que reza "Todo buen arte es una indiscreción" y yo agregaría "una bella indiscreción crítica que hace tolerable la existencia" pero no sólo nuestra propia existencia sino la de todos aquellos que se refugian, se embelesan y se regocijan con las creaciones artísticas.
Muchas de estas manifestaciones fueron regurgitadas del dolor, la miseria, la soledad o el miedo a morir. Y nacieron con tal fuerza y desesperación que desgarraron la tierra y la carne y se constituyeron en tablas de salvación para los miles y miles de náufragos que luchan por encontrar un sentido.

Dice Claude Bernard "El Arte es yo... La ciencia es nosotros". Porque sencillamente no es el "otro" como de costumbre quien está hablando, es el uno el que necesita decir. El arte no sólo es lo que dejas salir sino aquello que pugna por salir...

Piet Mondrian lapida diciendo: "El arte no está hecho para nadie, y es, al mismo tiempo, para todos" . O mejor todavía analizar lo que nos dice Pablo Picasso: "Yo no evoluciono, yo soy. En el arte, no hay ni pasado, ni futuro. El arte que no está en el presente no será jamás"

Cuando uno se necesita decir... es autobiografía, pero una autobiografía de la humanidad.


José de Guardia de Ponté


 

E-mail: josedeguardia@gmail.com