Cuando duermes...

Mas aquellos mundos lejanos existen
están más allá, detrás de las laderas
inconclusa parte de cada uno que espera
esperanzas oxidadas, solitarias y eternas.

Son sueños deseados, quizás olvidados
orquestas de sentidos, sonidos y llantos
para algunos gritos, para otros canto
espejos rotos, rajados, entramados.

Luces que se pierden entre los árboles
bocanada de aire que siempre anhelas 
así son de difusas las cosas deseadas
ramilletes de nada en blanco de colores

Así es cuando duermes, sueñas y mueres
armonía esponjosa, suave marea quieta
que te lleva a la infancia, donde quieras
que te lleva... te lleva... deriva incierta.


JGP

 

 

E-mail: josedeguardia@gmail.com