Quizás somos ellos...

Yo tengo unos fantasmas
que no necesito llamarlos,
se me vienen con el viento
y en mi memoria encontrarlos.
Son mis queridos muertos
parte invisible de mi historia, 
en cada gesto que canto...
en el andar que me mueve,
están en cada soy que herede,
en cada paso que hiere.
Son aquellos que me amaron
voy con ellos, son compañía,
y conmigo siempre quedaron
una dulce lastimadura de vida
inspiración de mi poesía.

No puedo dejarlos solos...
Me necesitan para seguir siendo.

Me necesitan... y yo...
de alguna manera... soy ellos.

 


José de Guardia de Ponté

 

 

E-mail: josedeguardia@gmail.com