La Generosidad

LA GENTE GENEROSA QUE CONOZCO NO TIENE DINERO

No son pobres pero definitivamente no son gente adinerada.
Son personas agradecidas, valoran lo que la vida les dio y respetan lo que les fue quitado, comprenden que las cosas van y vienen como saben que existen cuestiones que no se cotizan en metálico.
Dice Rafael Barret: "Hay quien se extraña de que por lo común los ricos sean avaros. Y, sin embargo,si no hubieran sido avaros cuando eran pobres, no hubieran llegado a ricos. El procedimiento que conserva es el mismo que cría. Para encontrar generosidad es preciso dirigirse a los pobres consuetudinarios o a los pobres por opción".
El dar es una necesidad de vida, se da para recibir, el dar es una renovación, una oxigenación del alma. El que ofrece lo que tiene, nunca deja de tener, sus cofres jamás están vacíos.

Me decía un hombre sabio que la generosidad es un obsequio que Dios brinda a unos pocos, porque la persona generosa disfruta de las felicidades ajenas, como si fuera responsable de ellas. 

Cuando uno compra algo lo hace con dinero, dinero que llevó un tiempo en ganarlo, cuando uno compra algo lo compra con tiempo... El sistema perverso consumista absorbe nuestra vida, la consume.

En mi utópico mundo ideal no deberían existir las palabras: "por favor" ni "gracias" ya que el compartir debería ser una obligación humana.

La gente generosa que conozco no tiene dinero pero son millonarias en tiempo... 

José de Guardia de Ponté

 

 

E-mail: josedeguardia@gmail.com