LA HIPOCRESÍA

La palabra deriva del griego "?ποκριτης" (hypocrites) - actor, o aquel que desempeñaba un papel, - propio del teatro griego y sus actores. Esta palabra está formada por el prefijo hypo (por debajo) y krinein (criticar) o sea que el hipócrita es aquel que muestra una cara (actúa) y por detrás o por debajo maldice.
También podemos entender el término como aquella persona que finge sentimientos que no tiene, o que expresa ideales que no sigue.
De todas formas es menester poner de relieve que cuanto más estrictas son las normas morales y/o religiosas en una sociedad mayor será la hipocresía que se viva, Es evidente que detrás de muchas actitudes puritanas hay mucha suciedad escondida. 
En la Inglaterra Victoriana, Robert Louis Stevenson escribió en 1886 "El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde" Esta novela se ha convertido en una pieza fundamental y muy centrada en el concepto de la cultura occidental y su conflicto moral. También ha sido considerada como "una de las mejores descripciones del período victoriano por su perforante descripción de la dicotomía fundamental de "respetabilidad externa y lujuria interna" Y su tendencia a la hipocresía social.
La libertad será justamente el derecho de todo hombre a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía.
Otro factor importante son las desigualdades sociales o las sociedades de mayor injusticia ya que será evidente el contraste entre el servilismo y la dignidad. Decía Ildefonso Falcone: "Los esclavos, más que nadie, conocen el arte de la hipocresía".
Otra cuestión a analizar es la falta de verdad o la sobreabundancia de mentiras que maneja una sociedad. En un mundo lleno de engaños es difícil ser sincero y franco, más bien se recomienda ser cauteloso.
Pero lo más importante es saber que la hipocresía es un arma de doble filo ya que se termina por engañarse a sí mismo, acaso más que para engañar a los otros. No se puede ser y no ser algo al mismo tiempo. 
Decía Francisco de la Roche "“Estamos tan acostumbrados a disfrazarnos para los demás, que al final nos disfrazamos para nosotros mismos.” 
Ridículas son las personas cuando quieren parecer o ser lo que no son.

Por esta razón cuídate de la hipocresía ya que tarde o temprano, desde el espejo, nos estará observando ese otro con una mirada de conciencia y recriminación.

José de Guardia de Ponté
 

 

 

 

E-mail: josedeguardia@gmail.com