La Mentira

Deriva del verbo latino mentiri (urdir falsedad - embuste) que la vez deviene de las palabras latina mens (mente) y comminisci (imaginar, tramar, urdir).
Lo cierto es que esta palabra se contrapone al concepto de "verdad" y es el extremo exacto de la misma. Decía Alfred Adler: "Una mentira no tendría sentido si la verdad no fuera percibida como peligrosa". 
De alguna manera decir la verdad siempre denotó cierto riesgo como muchas veces se catalogó a los hombres y mujeres que no saben decir mentiras como gente especial. En todos los tiempos existió una extensa variedad de grises entre la verdad y la mentira ya que nuestra historia está llena de interpretaciones que aunque sean honestas no dejan de ser falsas. Un vaso medio vacío de vino es también uno medio lleno, pero una mentiras a medias, de ningún modo es una media verdad.
La cuestión es que hoy en día está de moda el "sofismo" o sea, y definido a lo simple, "falacia que se infiere con mucha veracidad" a mi me gustaría definirlo como la vanalización de la verdad o "el fin justifica los medios".

Groucho Marx decía que la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados. --- Nunca más acertado para nuestros tiempos !

José de Guardia de Ponté

E-mail: josedeguardia@gmail.com