Navidad

De rosas y amaranto
una guirnalda bella 
la venida aquella
de tu árbol espera.

Anunciará el llanto
de la dulce criatura
del mayoral arcano
que nacerá en tu alma.

Y bastará esa presencia 
para que el dolor
y todos los males
sean sólo ausencia.

Rayos dorados
coronarán su frente
y con sencillo agrado
en ese dulce pesebre
nacerá tu callado.

Por sus venas …
un arroyuelo manso, 
formará en estío 
tu delicioso prado.

Y tus caballos silvestres 
Aquellos con penas clavados
Se convertirán en seres
de esperanzas concretas,
siempre libres… alados

 



José de Guardia de Ponté

 

E-mail: josedeguardia@gmail.com