La pregunta eterna

El hombre se pregunta y se responde siempre los mismo. Anda dando vueltas como quién no quiere la cosa.
Quien soy? para qué estoy? por qué debo morir?
Piensa... y se da la razón. Encuentra respuestas que después discute y las pone en duda...
Palabras, que como siempre... se las lleva el viento.
Y sigue, y sigue... pregunta - respuesta, pregunta - respuesta y nada....

Cada muerte pone en duda la palabra.
Cada muerte pone en duda al hombre.

Por qué? y porque, y dele que dele.
Sólo unos pocos.. después de muchos años, ahí casi justo en el límite de la vida... miran, ven... y se dan cuenta.

Acallan la mente... y oyen.

José de Guardia de Ponté
 

 

 

 

 

E-mail: josedeguardia@gmail.com