El Trabajo

Deriva de la palabra latina "tripalium" (tres palos) yugo formado por tres palos por los que se ataba a los esclavos para azotarlos. En la antigüedad el trabajo estaba relacionado con el sufrir, el sufrimiento corporal, el pueblo trabajaba en pago de la protección de los señores. Mucho no ha cambiado pero,,,
La palabra latina que significaba trabajo era "labor" que derivaba de laboris (labranza) ya que justamente esta actividad estaba relacionada con las cansadoras faenas rurales.
Decía Facundo Cabral "como será de malo el trabajo, que te tienen que pagar para hacerlo..."
Lo cierto es que desde épocas inmemoriales trabajar no era justamente algo bonito y gratificante, pero la idea cambió...
Ya a partir del humanismo y el surgimiento de la burguesía el trabajo se dignificó y simbolizó un medio de libertad, una manera de progresar y conseguir posición y fortuna.
Pero claro, hay quienes trabajan para vivir y otros viven para trabajar los cuales de seguro harán fortuna para luego gastarla en remedios. Como todo en la vida el trabajo es un medio, no un fin en sí mismo, a no ser que sea una profesión de vida y de alma.
Traigo de nuevo a Facundo Cabral (que dicho sea de paso mucho no le gustaba trabajar) "el que trabaja en algo que no le gusta, es un desocupado..." cosa que es absolutamente verdad porque trabajar en algo odioso es una desgracia terrible.
Decía Carman: "Dadme una tarea en la que pueda poner algo de mí mismo y ya no será una tarea; será gozo; arte".
Creo que uno de los secretos del buen vivir está en encontrar un trabajo que te guste hacerlo, que le guste a la gente como lo haces y para rematar que te paguen.

Yo en lo particular prefiero llamarlo "tarea" y ser un constante "atareado", justamente uno empieza a morir cuando no tiene nada para hacer...

José de Guardia de Ponté

 

 

E-mail: josedeguardia@gmail.com