El vacío en el TAO

“Unimos treinta radios y lo llamamos rueda; pero es en el espacio vacío donde reside la utilidad de la rueda. Moldeamos arcilla para hacer un jarro; pero es en el espacio vacío donde reside la utilidad del jarro. Abrimos puertas y ventanas cuando construimos una casa: son estos espacios vacíos lo que dan utilidad a la casa. Por lo tanto, igual que nos aprendemos lo que es, deberíamos reconocer la utilidad de lo que no es.”
LAO TSÉ en este breve pensamiento nos explica que la forma es el vacío y que el vacío es la forma, y a través de este razonamiento paradojal podemos darnos cuenta que el objeto y su entorno se definen mutuamente. Todo ocurre en el vacío y sin él nada ocurriría, y que el blanco necesita del negro para existir.
 



José de Guardia de Ponté

 

E-mail: josedeguardia@gmail.com